40 y pico no es 40 y poco

Buenos Aires, 16 de marzo de 2013. Artículo Editorial del Presidente de AICACYP, Benso Bonadimani, en el número 9 de Revista Aire Libre.

Así como la emblemática ruta que recorre de punta a punta nuestro país (la 40), largo y sinuoso ha sido el camino que he recorrido a lo largo de estos años en AICACYP.

Mucha agua ha corrido bajo el puente desde aquel lejano 1972 cuando mi empresa, Bersa SA, se sumaba a ACACYP y le agregaba a su sigla, reforma de estatutos mediante, la “I” de Industriales, formando lo que hoy conocemos como AICACYP. En 1993 asumí por primera vez la presidencia, y mucha más agua aún ha corrido hasta este 2013, en que paso la posta a otro dirigente que me sucederá en un cargo que exige una gran responsabilidad.

Me retiro de la Presidencia con la satisfacción de haber dejado una Asociación más fuerte e importante que aquella que conocí en 1972: dos sedes propias, más de veinte exposiciones, cerca de cincuenta revistas editadas, más de cuatrocientos socios activos, una importante base de socios adherentes, cientos de torneos promocionales de tiro y pesca realizados en todo el país y una gama de servicios y beneficios que creo son muy valorados por nuestro sector.

Pero también me retiro sabiendo que para llegar donde estamos, conté con el apoyo de muchos empresarios y comerciantes asociados que desinteresadamente aportaron desde las distintas Comisiones Directivas, su tiempo y sus conocimientos en pos del crecimiento de la Asociación.

Muchas gracias a ellos y al personal de AICACYP, una muy especial mención al director Guillermo Muttoni que me acompañó en estos 20 años, pues de otra forma, no hubiésemos podido llegar al lugar en el que hoy nos encontramos.

Finalmente los dejo en compañía del número 9 de AIRE LIBRE, con récord de páginas y la incorporación de dos columnistas de lujo como Eva Szabo y Rubén Daray, los cuales se suman al excelente grupo de profesionales que lleva adelante la revista.

Hasta pronto…

Benso Bonadimani

Compartir: