80 Aniversario De Aicacyp

Buenos Aires, 23 de septiembre de 2019. Discurso del Presidente de AICACYP, Gonzalo Galán, en el lanzamiento del libro del 80º aniversario efectuado durante la Expo-Aicacyp 2019.

En el marco de la 21 Expo AICACYP – Aire Libre, ante un auditorio colmado y con la presencia tanto de pioneros del sector, como de autoridades de otras Asociaciones nacionales, el presidente de la entidad se dirigió a los presentes con las siguientes palabras:

Buenas tardes a todos

Ante todo, quiero sumarme a los agradecimientos que hizo Guillermo Muttoni, tanto a los que colaboraron e hicieron posible la concreción de este libro como a todos ustedes. También me parece necesario resaltar la dedicación y el trabajo que ha puesto Guillermo Muttoni para la realización de este libro ya que sin su esmero e insistencia no podría haberse llevado a cabo.

Al margen de estos agradecimientos, me parece importante resaltar mi admiración y respeto a todos aquellos visionarios que hace 80 años decidieron fundar Aicacyp poniendo su esfuerzo, tiempo e incluso apoyo económico para lo que es hoy, una de las cámaras más antiguas del país. Son los mismos que hace 80 años hablaron de la importancia del conservacionismo, algo que hoy nos parece habitual pero que no lo era en ese entonces. A los que dejando de lado intereses personales y entendiendo la importancia de representar y defender a todo un sector, se unieron dándose cuenta que la fuerza de todos era mucho más grande que la de cada uno por separado.

Esta fuerza que ha tenido Aicacyp está claramente reflejada en distintas acciones que hemos realizado en estos 80 años. Hacer este libro nos ayudó también a tomar conciencia de esto.

Revisando un poco encontramos algunos ejemplos de la importancia de la cámara a lo largo de su historia:

  • Intercedimos y levantamos la prohibición de cazar y de trasladar armas en más de una ocasión, incluso durante la última dictadura cívico-militar, defendiendo intereses de nuestros socios y de los usuarios.
  • Durante la Semana Nacional del Tiro (allá por los años 40) se entregaba el Trofeo Aicacyp
  • Participamos activamente en la redacción y reglamentación de la Leyes de Caza a nivel nacional y provincial.
  • Realizamos decenas de Exposiciones y torneos promocionales, tanto de tiro como de pesca. En 1970 Aicacyp organizó en La Rural la primera Exposición Nacional de Caza, Pesca, Náutica, Camping y Turismo, que tuvo una duración de un mes y por la que pasaron más de 100.000 personas. La importancia de dicho evento y nuestra activa participación como Cámara, hicieron que al año siguiente, en 1971, la Presidencia de la Nación nos entregue un premio y lo leo textualmente “por nuestra labor en beneficio de actividades deportivas, que como la caza, la pesca y el camping hacen al quehacer nacional”.
  • En el año 1973 y gracias al impulso y la ayuda económica de Carlos Baraldo, se compra la primera sede social de Aicacyp, en la calle Paraná.
  • Yendo a nuestra historia reciente, en el año 2004 creamos el Foro por una Argentina sin Armas Ilegales, a través del cual venimos trabajando intensamente para evitar la prohibición de la tenencia de armas. Ya pasaron 15 años en los cuales se han logrado frenar diversos proyectos de ley anti armas.
  • Recordemos también que hace algunos años, cuando importar era un problema, nos reunimos y hablamos en varias oportunidades con las autoridades de la Secretaría de Comercio de la Nación, logrando en su momento la aprobación de las famosas DJAIs a través de nuestra gestión.
  • Hemos realizado también una demanda contra el Estado Nacional para oponernos a la ley de creación del Anmac, reclamando su inconstitucionalidad, demanda que aún sigue en pie.
  • Hemos iniciado denuncias tanto en la AFIP, como en la Aduana contra el comercio ilegal y el contrabando que vienen afectando fuertemente al sector durante los últimos años, con una competencia totalmente desleal.

Realmente hemos hecho muchas cosas a largo de nuestra historia…..pero lamentablemente, las sucesivas crisis económicas que afectaron y afectan al país, también nos afectan a nosotros. Esto hace en que cada vez sea más difícil llevar a cabo acciones como las anteriormente mencionadas, tanto por falta de apoyo económico como por la falta de colaboración y de participación de los socios, aspectos imprescindibles y fundamentales para continuar fortaleciendo a la cámara y poder seguir creciendo como referentes del sector.

Surge la necesidad de contar con el apoyo explicito y el compromiso de todos los participantes, industriales, comerciantes, usuarios, periodistas y clubes ya que son parte interesada y beneficiarios directos de las acciones que realizamos. Tal vez sea el momento de en lugar de preguntar, como tantas veces escuchamos “que hace Aicacyp por nosotros”, preguntarnos ¿qué hacemos nosotros por Aicacyp.?

La falta de compromiso, lamentablemente, se tradujo en acciones repudiables que sucedieron hace pocos días. A todos nosotros nos apenó y nos sorprendió profundamente las actitudes de algunos socios que, no solo tomaron la decisión a último momento de no participar en la feria de este año, dejando vacante su stand, sino que también atentaron contra la realización de la exposición, organizando un evento paralelo y simultáneo perjudicando no solo a Aicacyp sino también a todos los demás expositores, no entendiendo que este es un trabajo colectivo, que debemos realizar entre todos para hacer a esta feria cada vez más grande.

Debemos pensar con visión de futuro.

Ya en rumbo al centenario de nuestra cámara, debemos volver a generar los torneos promocionales y acercar a los más jóvenes a las actividades al aire libre. Es fundamental entender la importancia de incorporar a las nuevas generaciones que darán fuerza y potencia a la industria del aire libre. Para ello debemos contar con el apoyo de todos ustedes, cada uno desde su lugar y acorde a sus posibilidades, sin olvidarnos que es también importante que las acciones de Aicacyp, nuestra cámara, sea vean reflejadas en los diferentes medios de comunicación, revistas, medios audiovisuales y redes sociales.

De este modo, trabajando todos unidos podremos lograr transformarnos en LA Cámara de la Industria del Aire Libre, una de las Industrias de mayor crecimiento y con mayor futuro. Si no lo hacemos, alguien lo hará en nuestro lugar. De nosotros depende.

Espero y los convoco para que los 100 años de Aicacyp, nos encuentre festejando el éxito de una Cámara unida y próspera.

Muchas Gracias.

Compartir: