Más vale prevenir

Buenos Aires, 15 de septiembre de 2009. Artículo Editorial del Presidente de AICACYP, Benso Bonadimani, en el número 33 de Revista Info Aicacyp.

En 1939 los fundadores de AICACYP señalaron en su estatuto que “la Asociación tiene por objeto defender y coordinar los esfuerzos de la industria, el comercio, los deportistas y los aficionados, para el fomento de la caza, el tiro, y la pesca deportivos; la conservación de las especies, y la educación de los deportistas, los aficionados y el público sobre los problemas relacionados con estos deportes”.

Mucho antes que Greenpeace, fundada en Vancouver en 1971, aquellos pioneros ya estaban previniendo y solicitando a los distintos entes la protección de la fauna para la preservación de las especies y proponían educar a los deportistas para una caza y pesca sustentables.

Prevenir, algo que parece tan cercano y tan lejano a la vez en esta Argentina bicentenaria. Eso que parecimos haber olvidado este invierno que termina, y que, a causa de la Gripe A, se pareció más a un infierno. Ojalá lo recordemos con la llegada de la primavera para hacer una campaña seria que prevenga sobre el dengue, o con la llegada del verano, para morigerar la principal causa de muerte en Argentina: los accidentes de tránsito.

Nosotros, en tanto, seguimos eligiendo Prevenir a Lamentar.

Por ello, desde 2004, AICACYP como parte del FORO por una Argentina sin armas ilegales participa de la campaña para la prevención de accidentes con armas de fuego; acción que ha tenido un eco sectorial importante pues su afiche puede verse en todos los polígonos del país.

Y precisamente por eso también, y en el camino de la prevención, dedicamos la nota principal de este Info AICACYP al tema de la preservación del recurso pesquero. En esta oportunidad en la Cuenca del Plata.

Al igual que ustedes, sabemos que la pesca comercial descontrolada, es la mayor responsable de la depredación y el retroceso de los recursos. Si hasta existen quienes ofrecen en venta el agua de nuestro Paraná.

Nadie puede negar el impacto económico de la Pesca Deportiva, sector que involucra a millones de personas (pescadores y puestos de trabajo generados), y que moviliza miles de millones de pesos anualmente. Es hora de actuar y no sólo de hablar; el sector no puede estar ajeno. Invitamos a pescadores deportivos, guías de pesca, empresarios turísticos y comerciantes a hacerlo rápidamente; a ser guardianes de los recursos y a denunciar lo que nos exceda.

AICACYP levanta la bandera. Queremos hacerlo antes de que sea demasiado tarde; queremos PREVENIR.

Unos días atrás leíamos una noticia que informaba sobre la petición de loteo de los terrenos del que fuera el Tiro Federal de Resistencia. Para que mañana no tengamos que contarles a nuestros hijos que en el Paraná había surubíes y dorados, debemos actuar ya, TODOS.

Porque si prevenimos, no será necesario curar

Hasta la próxima.

Benso Bonadimani

Compartir: